sábado, marzo 05, 2011

¡Ay! Yo también quiero mi autobiografía.

Pues chismeando en el FB (no lo confundan con stalkear) leí una buena idea de la amiga de un amigo y pues... la voy a copiar, estoy entre comillas tranquila, tengo tiempo para hacer mis cosas y es sábado, no creo que salga mucho texto por que mi vida no ha sido muy larga, a ver que tal me sale por que no suelo escribir en tercera persona.

----------

El primer contacto con los libros de Escarlata es difícil de recordar, pero haciendo un esfuerzo podemos apostar a que el gusto por leer se remonta a cuando, después de dejar a la escuela a su hermana mayor, su papá (de profesión Médico) la llevaba un rato a su consultorio para hacer tiempo y después llevarla a la primaria.

Allí había un escritorio repleto de papeles, una máquina de escribir donde sacaba las recetas (como buen médico, su caligrafía era ilegible) y un librero con muchos pero MUCHÍSIMOS libros de medicina.

Ella abrió uno y se aburrió terriblemente, no entendió ni J y más o menos esa primer semana en el consultorio lo pasó fatal, siguió ojeando hasta llegar al estante más alto (debía subirse al escritorio y pararse de puntitas, menos mal que su papá nunca la vio) y encontró lo que parecía ser una enciclopedia de historia auspiciada por un medicamento que si mal no recuerda se llamaba AMOXIL.

Leyó toda la enciclopedia lenta pero segura, había días que solo iba a dormirse a la cama de exploración o acabar tarea pendiente, no crean que era muy aferrada.

De allí no pasó nada "literariamente" interesante hasta el cuarto y quinto semestre de preparatoria  por que sus clases de español iban sumadas a obligadas lecturas de libros aburridos (ética para amador, momo, el caballero de la armadura oxidada, el alquimista y un largo etcétera) como decía, en esos semestres tuvo la increíble fortuna de tener una maestra de vocación en "Taller de literatura y redacción" allí aprendió que las corrientes literarias van unidas perpetuamente al modo de pensar (filosofía) y los sucesos (historia) de esos momentos, por ello, leer cualquier libro era ver por una cerradura la vida de una persona en situaciones específicas, eso cautivó a la Rojilla y creo que lo sigue y seguirá haciendo.

Entendió que el romanticismo no es amor y corazoncitos, lo injusto y mediocre que es decir que Poe escribía "terror" , que quien dice que anda a la vanguardia es un idiota y que Octavio Paz debía ser extraterrestre.


En franqueza con Escarlata, parece ser que en un 95% de sus ganas de escribir, los obtuvo de esa maestra, al concluir esa materia (ambos semestres con 10 puro) y cambiar de plantel, su profesora le deseó suerte y le dijo al oído que tenía potencial, ella no entendió potencial de qué hasta mucho después.


En una clase de ética escuchó que "experimentar con las personas" para saber su comportamiento en distintas situaciones era... cruel (les hicieron ver "The Truman Show" unas 4 clases) se quedó pensando bastante tiempo y llegó a la fantástica idea de que, si no podías usar a personas de verdad, sí que podría usar a gente que saliera de su cabeza, les dio marco histórico y sobre de ello sus personalidades, los relatos de esta señorita (sin contar los cuentos) no son otra cosa mas que eso : experimentos sociales imaginarios.

Así puso deditos a la obra, con pedazos de historias sueltas (tiene esa discapacidad) poemas y demás, entonces supo quería que sus letras salieran a la luz, que estas llegaran cuanto menos a una persona, allí se creyó iluminada  y dijo :  Quiero ser periodista.

El sueño le duró un semestre, el periodismo es meticuloso (bueno, en teoría) y gris, no puedes salirte de la raya, no puedes generar una opinión hasta que te hagas acreedor a una columna (años luz para eso) tú eres solo el intermediario entre los hechos y la gente que quiere saber sobre ellos. Y ya.

"No gracias" dijo.

Así que libró una batalla interna entre las expectativas de su familia y lo que quería, allí Escarlata cometió un error, no le mostraba nunca a su familia lo que hacía o les planteaba lo que le gustaba, nada, absolutamente nada, por ello no fue de mucha sorpresa que su mamá diera el grito en el cielo cuando externo sus deseos de ir a estudiar historia a una universidad pública.

(Historia fue en esos momentos lo ideal para ella, una fuente inagotable de "experimentos sociales" imaginen a un filósofo de la ilustración buscando desesperadamente al barón  de Holbach donde inevitablemente conoce a Diderot a quien acompaña hacia el peligroso camino de la enciclopedia; O que tal unos enamorados viviendo el reinado  de Guillermo IV y las crisis ministeriales, o, que tal una familia en Argelia por allí de 1952 y la constante lucha del padre por la independencia de la misma a manos de Francia...(que paréntesis tan enorme)

Bueno, pese a sus intentos la respuesta fue un rotundo NO, así que recordó esa unión entre literatura/historia/filosofía ... así que "decidió" quedarse en esa universidad e iniciarse en filosofía.

El problema ahora es que esa universidad tenia inspiración (más bien transpiración) católica, por lo tanto todas las clases tenían esos tintes y no se aprendía realmente, pero allí siguió y le tomó cariño a la licenciatura,  de repente (cual generación espontánea) se embarazó y se dio un descanso (por eso de los pies) lo suficiente como para leer sus libretas, pensar, ver sus certificados de estudios, pensar, meterse a trabajar con su mamá a los juzgados un rato, pensar, seguir con la filosofía a niveles básicos, pensar, cambiar pañales, comprender el valor de la vida y conocer el lado oscuro (real) del mundo, y pensar y pensar.

Entonces hizo este blog,  la ayudó a apostar por lo que ahora le parece obvio, ella adora crear cosas por que es realmente libre en su cabeza, quiere escribir para vivir y vivir para escribir, no hace sueños en las nubes, sabe que es un camino sinuoso pero se mantiene optimista, la literatura y lengua hispánica le prometen abrir las puertas a cerraduras empolvadas, el motor es su hijita y su sombrerero loco.


FIN


Próximamente : La historia del por qué este seudónimo en internet, algo realmente simple.

2 pensamientos.:

~Px dijo...

Me da la impresión de que la llegada de Helen te salvó de ser Sor Faby O:

Señorita Escarlata dijo...

Bueno, en el camino del "hubiera" uno no puede descartar ninguna posibilidad.

Era la única mujer y el 99% de los hombres eran seminaristas juas juas juas.

What Would Lisbeth Do?