miércoles, junio 08, 2011

Reglas fáciles para un matrimonio laaaaargo.

Aunque la verdad aplica para cualquier situación, en cualquier momento y cualquier lugar.


Si abriste, cierra.

Si encendiste, apaga.

Si conectaste, desconecta.

Si desordenaste, ordena.

Si ensuciaste, limpia.

Si rompiste, arregla.

Si no sabes arreglar, busca alguien que sepa.

Si no sabes qué decir, cállate.

Si debes de usar algo que no te pertenece, pide permiso.

Si te prestaron, devuelve.

Si no sabes cómo funciona, no toques.

Si es gratis, no lo desperdicies.

Si no es asunto tuyo, no te entrometas.

Si no sabes hacerlo mejor, no critiques.

Si no puedes ayudar, no molestes.

Si prometiste o acordaste, cumple.

Si ofendiste, discúlpate.

Si no sabes, no opines.

Si opinaste, hazte cargo.

Si algo te sirve, trátalo con cariño.

Aquí viene lo mejor y anota:


Si no puedes hacer lo que quieres, trata de querer lo que haces.

1 pensamientos.:

~Px dijo...

Ésta entrada ha sido agregada a favoritos.

What Would Lisbeth Do?