domingo, julio 31, 2011

Nuevos propósitos

Hoy si me apetece escribir mucho.


Bueno, quizá algunos lo sepan y otros no, pero me gusta cocinar no quiero decir que amo estar todos los días más de cuatro horas partiéndome el lomo, sino que, cuando tengo ganas de estar allí generalmente resulta en algo laborioso pero lo disfruto enormemente.

Pero ademas del gozo (no puedo llamarlo de otra forma) de rectificar sabores y sazón, la mejor parte es cuando pongo el plato en la mesa, lo comparto y tomo el primer bocado, es... mágico saber que esos sabores tan buenos son resultado de uno mismo (valga la redundancia) y que las personas reconozcan en ti una virtud tan humilde como "ser buena cocinera" sonaré muy trillada, pero cada persona, aun siguiendo las mismas instrucciones e ingredientes tiene un sazón distinto, me alegra poseer "uno de los buenos" aunque, para mi el gran secreto está en cocinar con amor... (le parto la cara al que me diga Chepina)

Así pues, en esta vida llena de casualidades llegó a mí la película "Julia and Julie" la decidí ver con sólo saber que Meryl Streep actuaba en ella; Vaya... ¿qué decirles? me sentí identificada y con muchísima inspiración, no daré spoilers pero si les gusta la cocina se las recomiendo muchísimo.

No soy muy "fan" de los franceses, me sentí terriblemente mal cuando desinfectaron mi vuelo en el Charles De Gaulle y cuando una francesilla (quien trabajaba en un aeropuerto INTERNACIONAL) se negó a entender mi inglés para que pudiera comer una chapata (acabé haciéndole señas, parece que le divirtió...solo así obtuve la chapata más desabrida y triste de mi historia) un Neoyorkino hizo plática, nos dijo que los franceses sí que saben inglés pero les da un ataque de orgullo hablarlo en su país, si vas a Francia, habla francés, aunque estés en un aeropuerto (bah).

Así que no me quedé con una impresión demasiado favorable hasta que pixar me abrió la puerta a la curiosidad de la comida francesa, y tras varios, varios, varios intentos logré dominar el ratatouille.

Pero como dije, esta película me inspiró, Francia es celosa de lo suyo (en este caso, comida) pero no hay que ser la más alta personalidad en asuntos culinarios para "robarlos" así que ¿será capaz esta mexicana de crear platillos tan finos? ¡RETO ACEPTADO!

Gracias a cualquier ente divino de su elección, tengo bastantes recetas de comida francesa en mis recetarios de cocina, la cosa es saber buscarlos en lo que puedo adquirir en amazon el libro "Mastering the Art of French Cooking"

Trataré de hacer una receta a la semana (soy pobre (inserte drama aquí) y la mayoría de platillos llevan algún tipo de vino y bastante aceite de oliva) así que mañana empezaré con una sopa de cebolla, dejaré ingredientes, cantidades e instrucciones por si ustedes también quieren aceptar el reto.

Creo que al final acabo quitándome el sombrero ante su cocina, pues leyendo sus recetas me doy cuenta que, aun siendo de las cosas más sencillas, ellos agregan ese "toque más" que pasa sus platillos de lo común a lo extraordinario... cosas tan básicas como la temperatura del horno o el tipo de flama.


Bien bien... a ver como me va "Mexicanizando el arte de la comida pedorra Francesa"

4 pensamientos.:

Aruam dijo...

Este post no tiene truco? Si es asi ni para que opinar...

Señorita Escarlata dijo...

jajaaja no, este es uno sin triquiñuelas.

El Escritor de Pacotilla dijo...

Yo opinooo que hasta no probar esos platillos, nanay u_u

Alix-limon dijo...

yo opino que me envíes la receta de la sopa de cebolla, yo hago una y me queda bien, aunque al principio oían sopa de cebolla y ponían cara de wuacala, ahora cuenta con varios adeptos, entre ellos mi marido, tu experimentas y me mandas las recetas ya probadas vale? jejeje saludos Roja preciosa

What Would Lisbeth Do?