viernes, abril 08, 2011

La frase "te lo dije" jamás tuvo tanto sentido.

El domingo pasado fuimos a una exposición en el CCU donde bastantes escuelas se reunieron para dar informes sobre sus respectivas instituciones, nos vino muy bien... con los horarios tan dispares e imprevisibles era casi imposible ir a cada escuela a pedir información.

Estuvo bien, preguntamos en los stands que llamaron nuestra atención para pasar a una "ronda de eliminación" donde quedaron tres opciones, el día de hoy conocimos instalaciones y al parecer ya hemos tomado una decisión.

Viene siendo poco más de medianoche y sigo pegada al monitor, la escuela es lindísima, los uniformes de ensueño y los planes de estudio impresionantes (mi kinder fue básicamente jugar, dormir y hacer rayones en las hojas de papel) desde primer grado tienen inglés y francés, una optativa deportiva (basket, futbol y taekwondo) y una "cultural" (pintura, teatro y...otro que no recuerdo, me distraje en el taller de dibujo)  iniciación a la lectura y escritura... sí, todo eso en primero de preescolar.


Pero siento cierta nostalgia, esa que solo entendemos las mamás, mi hija no se ha despegado de mi ni un solo día por poco más de dos años, en ese tiempo yo he sido responsable de sus comidas, los biberones a las 4 de la mañana, los cambios de pañal, y de hacerla sentir bien con mi compañía, eso no es nada sencillo, no es decir "soy tu mamá, quiéreme" así de pequeñitos entienden perfectamente la confianza, y me la he tenido que ganar ya sea poniendo 10 veces la misma canción que le gusta bailar, jugar a que la maquillo, pasarnos un buen rato haciendo helados de play-doh, regañándola cuando es necesario y sobre todo, cada día despertarla con un "buenos días" y un beso... ¿la recompensa? que venga gritando todo el pasillo con "¡mami mami mami!"  me abrace las rodillas y me suelte un "te quiero".


Voy a extrañar todo ese tiempo con ella y a la vez siento un poco de celos de saber que por unas horas yo no seré quien cuide de ella ni de quien aprenda cosas... eso me parte el corazón.


También estoy viviendo un poco de incertidumbre, retomo la universidad y eso es tan damn creepy... habrá que equilibrar el papel de madre, mujer y estudiante con maestría...o voy a valer madre (no supe como expresar eso último, ya quiero dejar de escribir con tanta grosería)  de ello dependerá si en  2012 me animo a estudiar bibliotecología en la UNAM, se me hizo ya demasiado arriesgado meter 2 licenciaturas de jalón sin saber que esperar y con tanto que hacer en mi día a día.

...tanto escribir para llegar a la conclusión de que estoy un poco asustada y un poco más curiosa de saber que me va a pasar... quiero sentirme en el nirvana con esas clases de diacronía de la semántica y morfosintaxis...


Ya veremos, a ver que estoy escribiendo por estas fechas el año que viene!


P.D Mamá, tienes toda la razón con ese "te lo dije" ahora se lo diré a mi hija toda su vida.

4 pensamientos.:

~Px dijo...

Ésta es una de las razones por las que éste blog jamás debe ser cerrado. ¿Te imaginas cuando estés escribiendo acerca de su entrada a la primaria?

El Escritor de Pacotilla dijo...

Y cuando te digan suegraaa en la preparatoria.

Bueno ya en serio, sea el rumbo que tengan, siempre px y un servidor estaremos ahí para echarte porras, y hablando de comerciales gratuitos, no suelo aventurar meter mi mano por alguien a menos que lo valga, y este es tu caso, tiene un gran potencial, las metas son durísimas y dificiles, más nunca imposibles.

En cuanto al preeescolar, es un paso al que toda madre le pasa, sin embargo eso no te exime de serlo cuando no esté en la escuela, allá aprenderá a desenvolverse adecuadamente, pero sus valores y de quien recibirá sus mayores y mejores consejos de la dura vida los aprenderá de su madre.

~Px dijo...

Dios, eres una MILF o_o

Señorita Escarlata dijo...

No se si reír o llorar con eso xD

What Would Lisbeth Do?